Radar de lluvia

martes, 16 de abril de 2013

Duelo en San Andres

Padre nuestro que estas en Sevilla, en su luz
y en el silencio de sus calles omnipresente y eterno,
te busque en la abierta azucena de una mano
en el morado lirio que brota bajo tus pies,
en la rosa que surge bajo tu mano cual sangre tuya es,
te busque en los rescoldos que arden en el silencio
en el sol que porfía entre las nubes y en los oráculos de la caridad.