Radar de lluvia

sábado, 20 de abril de 2013

El día que tú naciste

El día que tú naciste,  el sol de oro brillaba entre nubes de plata y miles de arco iris surcaban los cielos.

Los pájaros cantaron sobre la copa de los árboles y bailaron los vientos sobre la faz de la tierra.

El día que tú naciste, las estrellas brillaban como lágrimas de alegría y los ángeles entonaban glorias al Señor.

Ese día será recordado por siempre, porque tu nombre se escribió con colores y estrellas, porque ese día fue único e irrepetible, como eres tú, porque ese día todo el universo sumó sus fuerzas y se alegraron los cielos, porque la luz volvió a vencer a las tinieblas,

.... cuando naciste tú.

1 comentario:

Cofrade dijo...

Resulta curioso, pero creo recordar lo que hice el día que tu naciste, estabamos en el campo, cogiendo esparragos, y mi primo me dijo que queria que yo fuera el padrino de Celia, que nacería un mes después de ti.

Nunca llegue a imaginar, que ese día en concreto nacería alguien como tú, que llegaría a significar tanto en mi vida.

Gracias por dedicarme esta entrada. Te quiero, a pesar de todo, de ti mismo, de mi mismo, aun te sigo queriendo.